Quiero instalar Linux en mi PC. ¿Cómo lo obtengo?

El siguiente paso es instalar Linux en el disco duro, ya sea como Sistema Operativo único o, la opción más habitual, conviviendo con un sistema operativo Windows ya instalado (arranque dual).

Muchos usuarios optan por instalar Linux conviviendo con su actual Sistema Operativo. De esta forma, pueden comenzar a utilizar Linux de forma esporádica para ir configurándolo y personalizándolo poco a poco. Así, se puede acudir al anterior Sistema Operativo para las tareas que aún no dominamos en Linux, aunque lo normal es arrancar cada vez menos el anterior Sistema conforme se va dominando y disfrutando Linux.

La otra opción es instalar Linux como Sistema Operativo único, es decir, en un PC nuevo, un disco nuevo, o eliminando todo el contenido de un disco viejo. En este tipo de instalación se borran todos los datos existentes en el disco y se instala un Sistema Operativo Linux como sistema único.

En cualquiera de los dos casos, seguramente se nos plantearán las siguientes preguntas:


  • ¿Tengo un PC adecuado para instalar Linux?
  • ¿Qué distribución de Linux me instalo de todas las existentes?
  • ¿De dónde me bajo esa distribución de Linux?


Vamos a intentar responder a esas preguntas en este capítulo.

Nota: Si no recuerdas lo que es una Distribución Linux, consulta el capítulo dedicado a Versiones y Distribuciones de Linux.


¿Qué PC necesito para utilizar Linux?

Los requerimientos generales para instalar un Sistema Operativo Linux en nuestro PC son:


  • Tener una unidad de CD o DVD en nuestro ordenador.
  • Que nuestro ordenador sea capaz de arrancar desde CD, y que esté configurado para hacerlo.
  • Tener un ordenador medianamente potente: un PC con un procesador de 1.2 Ghz con al menos 384MB de RAM y 20 GB de disco duro es un equipo ideal para Linux. Cualquier ordenador con más capacidad y potencia que esa (como la práctica totalidad de los equipos que se venden hoy en día) correrá Linux muy fluído.
  • Que los componentes de nuestro ordenador estén soportados por Linux (lo más habitual).
  • Si queremos utilizar los efectos gráficos avanzados del Escritorio, se necesitará una tarjeta aceleradora 3D (no se requiere que sea demasiado potente, sirven incluso las tarjetas integradas en placa y las gráficas de gama baja de portátiles).


El último punto es especialmente importante: si tenemos un ordenador recién salido al mercado, es posible que tenga componentes hardware que sean más nuevos que las versiones actuales de Linux existentes, por lo que es posible que (si no es compatible con anteriores versiones del hardware) no funcione o no funcione a pleno rendimiento en Linux.

De estos componentes, el principal causante de problemas suele ser la tarjeta gráfica. Si la tarjeta gráfica es demasiado nueva, Linux arrancará pero es posible que lo haga sin aceleración gráfica por hardware. Esto se soluciona, como veremos en su momento, instalando los drivers o controladores adecuados para nuestra tarjeta.

En cualquier caso, en la gran mayoría de las ocasiones no tenemos por qué tener ningún problema con ninguno de los componentes de nuestro ordenador, siempre que instalemos una versión de Linux lo suficientemente moderna.


¿Qué distibución de Linux instalamos?

Si dispones de un ordenador medianamente moderno, podremos instalar básicamente cualquier distribución de Linux, porque tanto el entorno de escritorio KDE como GNOME funcionarán muy fluídos. En este caso podéis elegir entre:

  • Ubuntu
  • KUbuntu
  • RedHat Linux
  • CentOS
  • Mandriva Linux
  • SuSE Linux


En caso de disponer de un ordenador poco potente o con poca memoria RAM, te recomendamos que instales una distribución de Linux que incluya el Entorno de Escritorio GNOME por defecto, ya que éste es más ligero y consume menos recursos que KDE. En esta caso, te recomendamos:

  • Ubuntu
  • RedHat Linux con GNOME o ICEWM
  • CentOS con GNOME o ICEWM


La distribución de escritorio que os recomendamos instalar inicialmente es Ubuntu o KUbuntu.


¿Por qué elegir Ubuntu o KUbuntu?

Una de las distribuciones más interesantes para empezar en esto de Linux es Ubuntu o su “hermana” Kubuntu. Ambas distribuciones son básicamente el mismo sistema Linux, pero la primera lleva como “entorno de escritorio” el ligero y atractivo entorno GNOME, mientras que Kubuntu usa el comodísimo entorno KDE.


 Ubuntu y KUbuntu

Ubuntu y KUbuntu son, probablemente, las distribuciones orientadas al escritorio más sencillas de instalar y configurar. Incluyen gran cantidad de paquetes de software, son mantenidas y renovadas regularmente, están muy bien acabadas y, sobre todo, son las más intuitivas y sencillas para nuevos usuarios.

En este curso mostraremos cómo instalar cualquiera de las 2 (el sistema de instalación es el mismo), paso a paso y mediante capturas de pantalla claramente explicadas.


¿Qué versión me descargo?

Una vez elegida la distribución, intenta siempre descargar la última versión estable disponible de la misma. Esto asegura un mayor soporte de dispositivos hardware, versiones más nuevas de los programas y fallos de anteriores versiones corregidos.

Además, las últimas versiones incluyen siempre las versiones estables más recientes de los Entornos de Escritorio KDE y GNOME, lo cual es muy importante en términos de usabilidad, ya que cada nueva versión de estos escritorios incorpora nuevas características que lo hacen más funcional y completo.


¿De dónde obtengo estas distribuciones de Linux?

Como Linux es un Sistema Operativo libre, podemos descargarlo u obtenerlo desde cualquier fuente de manera legal: descargarlo de alguna página Web, desde sistemas P2P como emule o torrent, copiarnoslo de otra persona, etc.

Si vamos a instalar Ubuntu o Kubuntu, probablemente la forma más rápida sea utilizar la propia página oficial de Ubuntu, que proporciona una imagen ISO de instalación lista para grabar en CD. Podemos obtener Ubuntu o Kubuntu de las siguientes páginas web:



Es posible descargar cualquiera de las 2 distribuciones de forma gratuita. Bastará con descargar cualquiera de las imágenes ISOs desde la Web desde descarga directa HTTP, FTP o vía Bittorrent, y grabarla en un CD con un programa de grabación de CDs, como Nero, por ejemplo.

Este es el aspecto que tiene la página de descargas de Ubuntu:


 Página de descarga de Ubuntu

Como puedes ver, la página tiene las siguientes opciones, desplegables y botones:


  • Choose a version: La versión a descargar (normalmente estará preseleccionada la última versión).
  • Choose a location near to you: El lugar del que queremos descargar el CD (si hay un servidor cercano a nuestro país, en teoría bajará a más velocidad que uno más lejano o en otro continente).
  • Computer Architecture: Si tenemos un PC de 64 bits (DualCore o similar), podemos descargar la versión de 64 bits. Si no, podemos descargar la versión para 32 bits (procesadores Pentium, Pentium2, Pentium 3, Pentium 4, Athlon, Duron, etc).
  • Begin download: Descargar el CD de Ubuntu con las características seleccionadas en los anteriores puntos.


No te preocupes por el hecho de que la página de Ubuntu esté en inglés. El CD de Linux que descargarás e instalarás te permitirá elegir el idioma de instalación y de uso del Sistema, entre ellos un perfecto Castellano / Español.

Además, por si fuera poco, Ubuntu y Kubuntu nos ofrecen la posibilidad de enviarnos a casa CDs originales de la última versión disponible. Basta con pulsar en Request Free CDs (ShipIt), del menú de la izquierda de la pantalla, o visitar uno de los 2 siguientes enlaces:



Para encargar CDs tendremos que crear un usuario gratuito en la página de Ubuntu, pero a cambio nos llegará a casa, pasadas entre 4 y 6 semanas, un paquete con los CDs originales de instalación pedidos:


 Nos mandan Ubuntu a casa

Dado el largo plazo de espera, lo ideal es descargar una copia del CD de instalación y grabarlo en un CD reescribible (y así poder instalar), y después guardar los originales cuando nos lleguen por correo.

También es perfectamente posible entrar en las 2 direcciones de arriba y pedir una copia de Ubuntu y otra de Kubuntu para que nos las empaqueten en el mismo envío.

En cualquier caso, si hemos optado por la descarga desde Internet, obtendremos un fichero imagen ISO que deberemos grabar en un CD grabable o Regrabable con un programa de grabación de CDs del Sistema Operativo que usemos actualmente.