¿Por qué hay varios tipos de Linux?

Cuando empezamos a leer cosas acerca de Linux, vemos que se habla de diferentes "Linuxes", como RedHat Linux, Debian Linux, Ubuntu Linux, SuSE Linux, Mandriva Linux, y muchas más. En realidad, todas esas "versiones" de Linux no son en esencia diferentes unas de otras. No son en realidad "versiones" de Linux sino "Distribuciones de Linux".

Una Distribución de Linux se crea cuando una persona coge Linux (el Sistema Operativo), un montón de programas GNU (libres y gratuitos), se hace o incluye un "instalador de Linux en el disco duro", añade manuales, y lo empaqueta todo junto en uno o más CDs o DVDs. Así, yo puedo coger el núcleo de Linux actual, el último OpenOffice, el navegador Mozilla Firefox y un reproductor de música, por ejemplo, grabarlo todo en un CD con un instalador, y llamarle "Mi Linux". Eso sería una distribución de Linux, la mía propia. Y la licencia de Linux (GPL) te permite hacer eso. No es ilegal manipular y empaquetar Linux a tu gusto, porque Linux es un Sistema Operativo libre (lo que implica que también lo puedes copiar, regalar, o vender).

Distribuciones como Debian Linux, Mandrake Linux o RedHat Linux son básicamente lo mismo: una comunidad de usuarios o empresa coge la última versión del núcleo (kernel) de Linux, un montón de programas, crean un instalador y lo empaquetan todo junto, dándole su nombre. Da igual que instales Mandrake Linux o RedHat Linux, en el fondo tendrás un Linux y un montón de programas. La diferencia entre una y otra es la "orientación" de la distribución. Al arrancar RedHat o arrancar Mandrake verás un logotipo o pantalla de fondo diferente, pero después arrancará Linux y si lanzas el procesador de textos OpenOffice, será el mismo OpenOffice en una o en otra.

¿Cuántas distribuciones Linux hay?

Hay muchas distribuciones de Linux: Debian, Redhat, Mandriva, Ubuntu, KUbuntu, SuSE, SlackWare, Knoppix, Linex, CentOS … algunas son comerciales (empaquetadas y distribuídas por empresas), otras mantenidas totalmente por grupos de usuarios, algunas son empaquetadas por Gobiernos (Linex), Agencias Gubernamentales, fabricantes de hardware y software, etc.


 Logotipos de las distribuciones Linux más conocidas.

¿Para qué hay tantas distribuciones Linux, si todas tienen en realidad la misma base debajo? ¿Por qué no una única distribución de Linux? Bueno, simplemente es para que puedas elegir la que más se acople a tus necesidades. Veamos algunos ejemplos:

RedHat es una empresa que mantiene una distribución llamada RedHat Linux orientada al mundo empresarial. Por eso, se esfuerzan en meter en su distribución Linux todos los programas que puedan hacer falta en los servidores y escritorios de las empresas, e incluso te ofrecen soporte de pago para instalarla o mantenerla. RedHat Linux es una Distribución de Linux comercial.

Debian Linux, por contra, está creada por una comunidad de usuarios. Es decir, no es una empresa la que empaqueta Debian Linux, sino propios usuarios de Linux que han querido crear una distribución propia a su gusto. Debian es una distribución orientada a incluír todo el software que sea posible (miles de programas, en múltiples CDs o DVDs), para cubrir todas las necesidades.

Linex es una distribución de Linux creada por el Gobierno de España para usarse como Sistema Operativo en los ordenadores de sus escuelas y centros de enseñanza. Así, cogen la última versión de Linux e incluyen con ella todo tipo de programas útiles para enseñar: procesadores de texto, hojas de cálculo, programas de dibujo, etc. Esta distribución está orientada a la enseñanza, y permite que miles de PCs de colegios e institutos de España tengan un Sistema Operativo único y personalizado a las necesidades de las escuelas.

Una de las mayores preocupaciones al instalar Linux es … ¿qué Linux me instalo? ¿Qué pasa si me instalo una distribución y yo en realidad necesitaba otra? No hay que preocuparse en exceso por eso: la mayoría de las distribuciones de Linux te permiten instalar todo tipo de software. Encontrarás los mismos programas disponibles en una o en otra. RedHat Linux, aunque esté orientada a las empresas, te permitirá instalar juegos o aplicaciones multimedia, y Linex, aunque esté orientada a la enseñanza, te permitirá instalar un Servidor de Bases de Datos si lo deseas. La única diferencia es la ORIENTACION INICIAL, es decir, el conjunto de programas que te permite elegir cuando la instalas. Por eso está bien elegir aquella distribución que nos sea más apropiada (para que el CD de instalación lleve todos los programas que necesitemos), pero sin preocuparnos, puesto que si no viene algún programa se podrá instalar fácilmente después.

Finalmente, alguien se podría preguntar… ¿si Linux es gratis, por qué RedHat te cobra por "su" Linux? Bueno, en realidad RedHat no te cobra por su RedHat Linux. Recuerda que Linux no es Te puedes descargar libre y legalmente RedHat Linux por Internet. Eso sí, lo que te ofrece RedHat, si pagas, es una bonita caja, manuales impresos en formato libro, o 1 año de soporte (por ejemplo, telefónico). RedHat gana dinero con Linux, siendo Linux gratuito. Es curioso, y demuestra cómo con Linux se puede hacer dinero, pese a que sea libre para los usuarios. Tú eliges si quieres pagar o no, en función de si quieres tener disponible soporte para ayuda, o si sólo quieres instalar un CD de RedHat instalado de Internet. Recuerda que Linux no es gratis, sino libre. Y Libre implica gratis si te descargas el CD de Internet, o no lo implica si prefieres que RedHat te mande a casa una caja bien empaquetada con completos manuales.


 Si quieres, puedes comprar RedHat Linux en formato físico.

Resumiendo: las Distribuciones de Linux se editan por diferentes personas o empresas, pero en el fondo todos tienen el mismo Sistema Operativo por debajo (Linux). La principal diferencia es que se junta un determinado grupo de gente y empaqueta todos los programas que le interesa en un CD o DVD, centrándose en algo que quiera que le diferencie de las demás. Por ejemplo, Ubuntú es una distribución de Linux orientada a la facilidad de uso, mientras que RedHat está más pensada para un uso comercial (por el soporte que te da la empresa Redhat si lo pagas).

¿Cuál es la distribución de Linux más recomendable para mí?

En realidad, la mayoría de las distribuciones Linux orientadas a Escritorio son a día de hoy muy fáciles de instalar, incluyen muchos programas y son descargables gratuitamente desde múltiples sitios en Internet.

Las 3 distribuciones más utilizadas en "entornos profesionales" (Servidores Web, Bases de Datos, Servidores de Correo, etc), son RedHat Linux, SuSE Linux y Debian Linux. Las 2 primeras son bastante sencillas de instalar, con instaladores gráficos y completos manuales, mientras que Debian está más orientada a usuarios "habituales" de Linux, permitiéndote controlar de forma manual absolutamente todos los pasos de la instalación. Personalmente, no recomiendo ninguna de estas 3 para un usuario inicial de Linux que quiere empezar con él para Tareas de Escritorio. Insisto en que aunque estas 3 distribuciones estén orientadas a entornos profesionales, pueden ser perfectamente instaladas en un PC de Escritorio y ser usadas para labores como escribir documentos o jugar de la misma forma que cualquier otra distribución de Linux.

En el grupo de distribuciones Linux orientadas al Desktop o Escritorio tenemos principalmente Ubuntu Linux, KUbuntu Linux, Mandriva Linux o Knoppix. Todas ellas son fáciles de instalar y configurar, llevan un montón de programas útiles para el escritorio, y algunas de ellas pueden ser probadas desde un LiveCD (cd autoarrancable que no instala nada en tu PC pero te permite probar Linux junto a algunos programas) antes de instalarlas en el disco duro.

Recuerda que todas estas distribuciones llevan el mismo Sistema Operativo debajo, un Linux, y lo único que cambia entre ellas es el instalador que usa cada una de ellas, que algunas se venden en caja (en tiendas) y otras no (descargables), algunas te ofrecen soporte de pago y otras te ofrecen soporte gratuito, etc. Pero en el fondo, básicamente podremos hacer lo mismo con unas que con otras.

Así que pudiendo elegir entre todas estas posibilidades, para una persona que empieza, a día de hoy yo recomiendo KUbuntu o Ubuntu: Instalación muy sencilla, detección de casi todos los periféricos del ordenador, fácilmente actualizables, disponen de un LiveCD para probarlas primero, e internamente están basadas en Debian Linux, una de las distribuciones más profesionales y probadas.


 Logotipos de Ubuntu y KUbuntu

Otras alternativas interesantes serían RedHat (o su versión no comercial CentOS) o Mandriva: también son sencillas de instalar y configurar, se actualizan regularmente y tienen muchos usuarios en todo el mundo. Pero, si me permitís ser sincero, después de haber trabajado y utilizado las diferentes distribuciones de Linux, encuentro que Kubuntu y Ubuntu son las más fáciles de instalar, configurar, actualizar y mantener.

Ambas distribuciones de Linux (Kubuntu y Ubuntu) son esencialmente iguales (parten de la misma base e incluyen los mismos programas), sólo que cada una de ellas utiliza un Entorno de Escritorio diferente. KUbuntu usa el entorno de ventanas KDE, y Ubuntu el entorno de ventanas GNOME. Si te gusta el aspecto y las funciones que tiene KDE, descarga e instala KUbuntu. Si te gusta más el aspecto y las funciones que tiene el escritorio GNOME, entonces descarga e instala Ubuntu. Aunque, como en todos los Linux, en las 2 puedes instalar ambos escritorios después de la instalación. Podrás instalar después KDE en Ubuntu o GNOME en KUbuntu si lo deseas, por lo que no debes tener miedo al elegir entre una u otra.

¿Qué son los Entornos de Escritorio?

Cuando arranca cualquier Sistema Operativo moderno, aparece un bonito entorno gráfico de ventanas que se maneja con el ratón y el teclado. En Windows XP, por ejemplo, sólo existe un Entorno de Escritorio, aunque nos deja elegir entre 2 modalidades o temas, el "Escritorio Moderno" y el "Clásico").

Pues bien, en Linux no hay un sólo "entorno de escritorio" (Window Manager, en inglés), sino que disponemos de varios a elegir. KDE y GNOME son los más populares, aunque existen otros entornos gráficos más sencillos como ICEWM, Enlightenment o XFCE, entre otros.

Cada Entorno de Escritorio de Linux tiene un aspecto diferente, diferentes iconos, los menúes se organizan de diferente forma … y hay varios escritorios simplemente porque cada usuario tenemos unos gustos propios y diferentes. De esta forma, si no te sientes cómodo con GNOME, puedes arrancar el entorno de escritorio KDE, o cualquier otro que te plazca. Como todo en Linux, el objetivo es poder elegir.

Veamos el aspecto de algunos de ellos:

GNOME

GNOME es un completo entorno de escritorio muy ligero y funcional, y con unos efectos gráficos muy atractivos en PCs con tarjetas gráficas aceleradoras.

A continuación una captura con el menú principal y el administrador de archivos de GNOME:


 Menú principal y administrador de archivos de GNOME


Y una segunda captura de GNOME 2.2 visualizando una fotografía:


 Gnome versión 2.2


El lector no debe asustarse si algunas de las capturas que vemos están en Inglés, algunas han sido realizadas por mí y otras, por agilidad, han sido tomadas de las propias webs de los escritorios o, como esta última, de la Enciclopedia Online Wikipedia. Tanto GNOME como KDE (así como la inmensa mayoría de los programas de Linux) son multilenguaje y si se seleccionó el Español como idioma de instalación del Sistema, sus menúes y aplicaciones aparecerán en perfecto castellano.

KDE

El Entorno de Escritorio KDE, que instala por defecto la gran mayoría de distribuciones como KUbuntu, Mandriva, SuSE o RedHat, es seguramente bastante más parecido a Microsoft Windows en cuanto a distribución de elementos en pantalla y es, por lo tanto, el (a mi modo de ver) más sencillo de utilizar por un usuario nuevo de Windows. Veamos algunas capturas:


 Entorno de Escritorio KDE


El sistema de menúes y el administrador de ficheros también son bastante parecidos al de otros Sistemas Operativos, pero con muchísimas opciones adicionales. En la siguiente captura tenemos el escritorio KDE que se instala junto a KUbuntu, con algunas aplicaciones básicas abiertas, como la calculadora, el calendario, y el completísimo gestor de tareas, citas y contactos de KDE (Kontact).:


 KDE 3.5 en Kubuntu


Otros Escritorios

Aunque es probable que nos acabemos decantando entre KDE o GNOME (los más populares y sencillos de utilizar), también existen otros entornos de escritorio más sencillos y ligeros (para PCs con pocos recursos) como los 2 que mostramos a continuación: ICEWM y XFCE:

ICEWM


 ICEWM

XFCE


 XFCE


Como puede verse en las capturas, son escritorios más sencillitos y, aunque altamente configurables, suelen ser menos intuitivos para el usuario que empieza en Linux.

¿Qué Escritorio debo usar?

En un Sistema Linux puedes tener instalados todos los Entornos de Escritorio que quieras, y cuando arrancas el ordenador puedes elegir el que quieres usar, o simplemente usar el que tengas configurado por defecto. Como ya hemos dicho, KDE y GNOME son los más populares por su vistosidad y los bonitos efectos que tienen (transparencias de ventanas, deformaciones, etc) mientras que ICEWM o XFCE se utilizan más en ordenador con menos potencia, al ser más ligeros en cuanto a la memoria que necesitan para funcionar. Al igual que con las distribuciones de Linux, existen múltiples entornos de escritorio para que podamos escoger el que más se adapte a nuestras necesidades.

Al respecto de ese "entorno de escritorio por defecto", cada distribución Linux elige el suyo propio; si te instalas KUbuntu o Mandriva Linux, por ejemplo, cuando arranque tu Linux e introduzcas tu usuario y tu clave aparecerá KDE, mientras que si instalas Ubuntu o Debian Linux, éstas configuran a GNOME como Escritorio por defecto.

No te preocupes por cuál sea el Entorno de Escritorio por defecto de tu distribución Linux, en todas ellas podrás instalar otros Entornos de Escritorio y probarlo. Por ejemplo, KUbuntu viene sólo con KDE pero con su cómodo instalador de paquetes podrás instalar GNOME y usarlo para manejar tu ordenador.

¿Cómo elegimos qué Entorno de Escritorio queremos usar? Muy sencillo: en la pantalla de arranque de Linux, donde se nos pide el usuario y la clave para entrar en el Sistema, existé un menú desplegable, opción o icono que permite, entre otras cosas, reiniciar y apagar el PC, o elegir el tipo de Sesión (KDE, GNOME, ICEWM, etc) que queremos utilizar. En la siguiente captura se muestra el icono de KUbuntu que permitiría, por ejemplo, usar GNOME en lugar de KDE si lo instaláramos.


 Icono de Cambio de tipo de sesión en KUbuntu

Al pulsar en ese icono de "Sesión" u "Opciones", aparecerá un desplegable parecido al siguiente, donde podrás seleccionar el Entorno de Escritorio a cargar:


 Cambio de sesión

¿Qué escritorio deberías elegir? Es algo que se debe dejar a la elección de cada uno. Por ejemplo, en mi caso, a nivel personal me parecen estupendos tanto GNOME como KDE, pero me decanto más por KDE por ser muy intuitivo, disponer de gran cantidad de aplicaciones integradas y por su enorme facilidad de uso. Pero no dejes que nadie te diga qué Entorno de Escritorio usar: prueba ambos y elige el que más te guste. Hay tantos usuarios "amantes" de GNOME como de KDE, porque ambos son excepcionales.

Si tienes un ordenador antiguo o poco potente, tal vez quieras probar escritorios ligeros como XFCE, ICEWM o GNOME (en ese orden), ya que KDE tiene muchas más funcionalidades (y por lo tanto más consumo) que el resto. Si tienes un ordenador con más de 1Ghz de velocidad y más de 512MB de RAM, entonces podrás utilizar cualquiera de los Entornos de Escritorio (incluído KDE) sin problemas.