Introducción a Linux

Es muy probable que hayas oído hablar de Linux tanto en Internet, como en revistas e incluso en televisión. Linux, ese curioso Sistema Operativo con un pingüino como mascota, ha dejado de ser un Sistema Operativo de "expertos" y está cada vez más cerca de los usuarios normales de ordenadores.

Muchos de los nuevos usuarios de Linux llegan a él después de experiencias bastante frustrantes con el Windows instalado en su PC: cuelgues esporádicos, problemas de seguridad como virus o troyanos, ordenador cada vez más lento conforme pasa el tiempo (obligando a tener que reinstalar Windows cada cierto tiempo para que el PC vuelva a funcionar adecuadamente), etc. Otros, simplemente llegan por la curiosidad de saber que existe un Sistema Operativo que los usuarios avanzados de ordenador prefieren utilizar, y que han oído que es libre y gratuito, y a la vez mejor que Windows.


 Aspecto de KUbuntu Live CD tras arrancar

En esas circustancias, cae en las manos del usuario un CD o DVD de Linux, lo prueba, y descubre que su PC puede funcionar mejor de lo que lo hacía hasta ahora, y que su trabajo diario puede ser realizado de una forma más cómoda y segura que como lo hacía con Microsoft Windows. Descubre además que ese CD incluye programas para hacer cualquier cosa sin necesidad de descargar copias ilegales de programas, y que no sólo son programas gratuítos, sino que en ocasiones funcionan mucho mejor que los equivalentes de pago que acostumbraba a usar.

Procesadores de texto, hojas de cálculo, navegadores Web, programas para grabar CDs y DVDs, ver nuestras fotos, editarlas, ver vídeos, conectar a redes de MSN o Google Talk, leer nuestro correo … Linux viene con gran cantidad de programas, la mayoría de ellos nada más instalar el sistema, o directamente instalables: se autodescargan de Internet y autoinstalan en nuestro PC si así se lo pedimos al Sistema Operativo (lo llamaremos S.O. en algunas ocasiones a partir de ahora, por abreviar).


 Visualizador de imágenes de GNOME

¿No le parece extraño que compre un ordenador con Microsoft Windows y no disponga de los programas necesarios para crear documentos complejos, crear hojas de cálculo o presentaciones, o realizar otras tareas habituales? ¿Le parece normal tener que pagar por programas así, después de haber pagado el coste del Sistema Operativo? ¿De qué sirve un Sistema Operativo que no incluye los programas básicos para funcionar? La idea de GNU/Linux, como S.O. libre y completo, es incorporar junto a él todo el conjunto de programas libres que sean posible. Así, en Linux puedes disponer, de serie (o descargable, según gustemos) de la suite ofimática OpenOffice. Ya no es sólo que no tengamos que comprar un producto para escribir documentos, es que ni siquiera tendremos que descargarlo ilegalmente. Podremos instalar OpenOffice de forma totalmente legal y gratuita, siendo además totalmente compatible con los formatos de fichero de Office (lo que nos permitirá editar y compartir ficheros con usuarios de Windows sin problemas).


 El procesador de textos OpenOffice Writer

El único problema para muchos nuevos usuarios es que están demasiado acostumbrados a Windows y, en ocasiones, les cuesta "adaptarse" a hacer las cosas de forma diferente a cómo lo hacían en el Sistema Operativo de Microsoft. Además, se suelen "bloquear" ante la aparición de un problema. Por ejemplo, si necesitan un programa para hacer una determinada tarea y no saben cómo instalarlo o de dónde descargarlo, en ocasiones acaban volviendo a arrancar Windows para ejecutar la copia ilegal del programa que han utilizado toda la vida para esos menesteres.

Linux no es difícil, sólo es diferente a lo que estamos acostumbrados. Una vez acostumbrados a usar Linux, serán otros Sistemas los que nos parecerán no difíciles sino anticuados.

Y para eso está este pequeño curso / tutorial: para mostrar al lector cómo entrar en Linux de una manera sencilla y práctica, resolver los problemas más habituales, y proporcionar unas pequeñas bases teóricas que hagan la entrada en Linux mucho más amena. Os garantizo que el cambio vale la pena, después de un par de meses de usar Linux, seréis incapaces de volver a Windows, y si os véis en la obligación de utilizar de nuevo una plataforma Windows, os preguntaréis cómo habéis estado hasta el momento utilizando algo tan limitado, teniendo Linux a vuestro alcance.

¿Qué es un Sistema Operativo?

Cuando compramos un ordenador completo (con todas sus piezas montadas) en un gran centro comercial, lo normal es que incluyan una determinada cantidad de memoria RAM, de disco duro, un procesador que funciona a una velocidad concreta, etc. Pero además, lo quieras o no, también se suele incluir, preinstalado, una copia original del Sistema Operativo Microsoft Windows.

Es un error creer que nos están regalando el Sistema Operativo Windows; éste va incluído en el precio que nos cobran, lo que pasa es que su precio (para el fabricante, y para nosotros) es menor que si lo compramos aparte porque es lo que se conoce como una "versión OEM" (versión para dar "ya instalado" junto con un PC nuevo). Por poner un ejemplo, si el comprar una determinada versión de Windows en una tienda cuesta 100 EUR, entonces Microsoft se lo vende al fabricante de ordenadores por 30 EUR sí y sólo sí lo incluye con cada ordenador nuevo que venda. El fabricante de ordenadores lo instala en todos sus PCs y lo cobra a 50 EUR la unidad, de forma que "todos" ganan: el fabricante gana 50-30=20 EUR por cada ordenador y Microsoft gana 30 EUR y un usuario nuevo. ¿Todos ganan? No, el comprador no tiene la opción de comprar el ordenador sin Sistema Operativo, y pierde 50 EUR que no tendría necesidad de gastar si instalara Linux, por ejemplo.

Un Sistema Operativo es un programa diseñado para instalarse en un ordenador "vacío" (sin contenidos en el disco duro) y permitirnos manejar o gestionar el ordenador. Si compraramos el ordenador sin "Sistema Operativo", cuando lo encendiéramos nos aparecería un bonito error que vendría a indicarnos: "Sí, soy un ordenador, pero … no sé qué tengo que hacer." Es como comprar un reproductor de DVDs y encenderlo sin nada dentro… si no le introduces un DVD con una película o con música, no tiene ninguna utilidad, no sirve de nada por sí sólo. Y si en lugar de comprar un ordenador "completo" en un Centro Comercial o tienda especializada lo adquirimos por piezas y nos lo montamos nosotros mismos, comprando por separado la caja, el microprocesador, la memoria RAM, el disco duro, la tarjeta de red, etc., estaremos en el mismo caso: con el disco duro vacío, sin un Sistema Operativo en él, el ordenador no sabe hacer nada.

Literalmente, un PC sin Sistema Operativo se quejaría de que el disco duro está vacío, es decir, que no puede encontrar un disco con un programa "arrancable" (bootable) para pasarle el control de la máquina. Al encenderlo, veríamos un error como el siguiente:


 Arrancando un PC sin Sistema Operativo

Así que los fabricantes cogen tu estupendo ordenador con el disco duro vacío, y le instalan Microsoft Windows (cobrándotelo, claro), que es ese programa que aparece cuando enciendes tu computadora, y te permite realizar muchas otras tareas como ejecutar más programas, reproducir vídeos o fotos, gestionar los contenidos del disco duro, etc.

Por lo tanto, la primera lección que debemos aprender al respecto de un ordenador es la siguiente:

Un Sistema Operativo es un programa que se instala en el ordenador y que es lanzado automáticamente cuando lo encendemos para permitirnos trabajar y realizar cualquier tarea con la computadora.

Y la segunda es:

Un ordenador personal (PC) no necesita obligatoriamente Windows para funcionar. Windows no es "una parte del ordenador", sino que está allí al comprarlo sólo porque el fabricante lo instala debido a acuerdos comerciales con Microsoft. En un ordenador recién comprado que no incluya Windows podríamos instalar (por ejemplo) Linux, y utilizar ese PC para todas nuestras tareas diarias.

¿Qué es Linux?

Linux es un Sistema Operativo, como también lo son Microsoft Windows o Mac OS X, por ejemplo. Linux te permite trabajar con un PC y realizar todas las tareas con él: navegar por Internet, escribir documentos, imprimir, grabar CDs y DVDs, chatear, oir música, ver películas, retocar digitalmente tus fotos y cualquier otra cosa que se te ocurra. No necesitarás Windows ni ningún otro programa (ni Photoshop, ni Explorer, ni Nero, etc) para hacer estas cosas: Linux es un Sistema Operativo y como tal incluye gran cantidad de programas para hacer todas estas tareas.


 CDs de KUbuntu enviados gratuitamente desde http://shipit.kubuntu.org

Con un CD de instalación de Linux Ubuntu o KUbuntu puedes:

  • Coger un ordenador con el disco duro vacío, e instalar Linux en él para que aparezca al arrancar el PC. Es la misma acción que realiza un usuario que formatea su PC y reinstala Windows, pero poniendo Linux en su lugar.
  • Coger un ordenador con Windows u otro Sistema Operativo, borrarlo, e instalar Linux para que aparezca al arrancar el PC. Dejarías de utilizar el anterior Sistema Operativo, e instalarías Linux para que le sustituya.
  • Coger un ordenador con Windows u otro Sistema Operativo, e instalar Linux para que al encender el PC puedas elegir si quieres arrancar en esa sesión con Windows o con Linux. Esto es lo que se conoce como Arranque Dual, y es una característica de Linux que te permite instalarlo en tu ordenador sin perder los otros Sistemas Operativos o datos que tengas instalados. Apagando y encendiendo de nuevo el PC podrías cambiar a otro Sistema Operativo a través del menú de selección que te aparece.


 Menú de arranque de Ubuntu Linux

Hay una última opción que te permiten algunos CDs/DVDs de instalación de Linux (los que están preparados para ello): arrancar el ordenador con un "Linux Live CD", que es un Sistema Operativo comprimido en un CD o DVD de forma que el PC arranque desde el lector de CDs y no desde el disco duro. Con esta opción, utilizarías como Sistema Operativo de tu ordenador el Linux que hay grabado en el CD, sin modificar nada del contenido de tu disco duro. Todos los programas que ejecutes serán lanzados desde el CD. Es la mejor opción para probar Linux por primera vez. Después de eso, seguramente querrás instalarlo, bien conviviendo con tu actual Sistema, como hace la mayoría de la gente, o bien como Sistema Operativo único, como es mi caso.

Ejemplos de Live CDs son Ubuntu, KUbuntu o Knoppix, 3 CDs o versiones de Linux que además de arrancar directamente desde CD tienen una opción para instalarse en el disco duro.

¿Por qué existe?

En 1991, un estudiante de la Universidad de Tecnología de Helsinki llamado Linus Torvalds decidió crear su propia versión "casera" de un Sistema Operativo tipo UNIX llamado Minix. Lo que empezó siendo un pequeño proyecto personal se convirtió en un fenómeno mantenido, gracias a Internet, por millones de usuarios y empresas de todo el mundo.

Mucha gente se pregunta … ¿cómo se crea y mantiene Linux si es gratuito? Bueno, Linux es gratuito, pero hay empresas que viven de empaquetar Linux en cajas con completos manuales y dar soporte de usuario para ellas. También, dado que Linux es un sistema profesional que se usa en millones de servidores en el mundo, hay otras empresas que viven de dar soporte y servicios basados en Linux. Finalmente, está todo el enorme grupo de usuarios y programadores satisfechos con Linux que crean aplicaciones, juegos y manuales para él por diversión o con el objetivo de "devolver" a la comunidad de usuarios un poco de lo que Linux le ha dado.

El mundo de los servidores (los que alojan y sirven las páginas Web que visitamos, hacen llegar el correo que envíamos, etc), Linux es uno de los Sistemas Operativos más valorados, y empieza ya a tener una parte mayoritaria del mercado. Respecto los PCs de Escritorios (lo que usamos los usuarios normales), hace ya tiempo que Linux ha dejado de ser una "alternativa" a Windows hoy en día es una opción mucho más segura y fiable que el Sistema Operativo de Microsoft. De hecho, accedes a máquinas Linux a diario, como cada vez que usas Google, el mayor buscador del mundo, cuya plataforma de búsqueda funciona bajo este Sistema Operativo.

¿Qué puedo hacer con él?

Con Linux en tu PC puedes hacer prácticamente cualquiera tarea que necesites:

  • Tareas de ofimática (documentos de texto, hojas de cálculo, bases de datos, gráficas, esquemas, cartas, presentaciones), incluyendo la posibilidad de leer y escribir ficheros de suites ofimáticas de Windows, para que puedas leer los documentos que te mandan usuarios de Windows, o enviarles tus propios documentos.
  • Todo tipo de tareas relacionadas con Internet: ver páginas Web, descargar ficheros desde Internet, conectar a redes Peer To Peer (P2P) como Edonkey / Emule, BitTorrent y similares, charlar por MSN o Google Talk con otros conocidos (aunque usen otros Sistemas Operativos).
  • Gestionar nuestras fotografías digitales: pasarlas de la cámara al PC, visualizarlas, editarlas digitalmente aplicándoles efectos, recortarlas, convertirlas a otros formatos, hacer presentaciones con ellas…


 The GIMP: El editor de imágenes


  • Visualizar contenidos multimedia, películas en formato AVI, DIVX, MPG, OGM, audio en formato MP3, OGG, WAV, etc.
  • Grabar CDs y DVDs con ficheros, películas, imágenes ISOs bajadas de Internet o generadas por nosotros y CDs de audio a partir de ficheros WAV y MP3, tanto "componiendo" los CDs como haciendo copias directas CD-CD.
  • Descargar o acceder a nuestros buzones de correos con completísimos programas de correo que incorporan más funciones (y además son extensible) que el típico Outlook de Windows.
  • Instalar nuevos programas fácilmente desde un menú que se los descarga por Internet del repositorio de programas de tu distribución de Linux, permitiendo posteriormente una desinstalación limpia.
  • Jugar a cualquiera de los cientos de juegos gratuitos y libres que hay para Linux, o a juegos comerciales como las diferentes versiones de Quake, Enemy Territory, ETQW, Unreal Tournament, o a cualquiera de los cientos de emuladores de máquinas antiguas (Super Nintendo, Nintendo, Megadrive) existentes.
  • Gestionar cómodamente los ficheros de tu disco duro, pendrives USB, CDs o DVDs, etc.


 Gestor de ficheros de GNOME

Sin olvidarnos, por supuesto, de tareas mucho más avanzadas como programar en todo tipo de lenguajes de programación (hacer nuestros propios programas), editar vídeo digital, montar nuestro propio servidor Web, montar bases de datos SQL, hacer copias de seguridad, actualizar Linux de una versión a otra sin perder nuestros datos, etc.

¿Qué ventajas me aporta?

Es probable que te preguntes: "Bueno, yo ya hago muchas de esas cosas con mi PC… ¿para qué me resultaría interesante hacer lo mismo pero con Linux, si ya estoy acostumbrado a Windows?". Hay muchos motivos para instalar Linux y trabajar con él:

  • El precio de la libertad.
    Linux es un Sistema Operativo libre, lo cual quiere decir que puedes descargarlo libremente de Internet y resultarte gratis. Algunas empresas "cobran" por venderte Linux, pero no te están cobrando por Linux en sí, sino por la caja, los manuales, el CD, y el soporte técnico. Es más, esas distribuciones Linux que son de pago, te las puedes descargar por Internet, porque Linux es libre. Entre pagar 50, 60, 100 euros por disponer de Windows en tu PC, y pagar 0 (cero) euros por disponer de un Sistema Operativo más potente, hay bastante diferencia.
  • El precio … de las aplicaciones.
    Linux viene con gran cantidad de aplicaciones que hacen innecesario el gastar dinero adicional en comprar programas para hacer determinadas tareas. Incluso, al venir con el Sistema Operativo, evitan que tengamos que buscar y descargar aplicaciones gratuitas: aquí o vienen con el sistema o se instalan desde el propio Linux, de forma automática (sin tener que buscarlas por Internet). Y no sólo es el precio: las aplicaciones se instalan y desinstalan limpiamente desde un Administrador de Paquetes, para que nunca queden restos de instalaciones anteriores como ocurre en Windows.
  • La cuestión legal.
    Habrá quien diga "Bueno, a mí el precio no me preocupa, yo me descargo las aplicaciones ilegalmente y las tengo gratis.". Es cierto, es posible hacer eso, pero no hay ninguna necesidad de descargar software ilegal cuando puedes hacer lo mismo legalmente. Y mejor todavía, el software ilegal te planteará problemas con las actualizaciones de seguridad tanto del Sistema como de los programas, mientras que con Linux no tendrás ese problema: si sale una nueva versión de un programa que corrige un fallo de seguridad, la instalación en Linux es cómoda y automática, sin necesidad de "cracks", "números de serie" o "descargas ilegales".
  • Instalaciones o reinstalaciones.
    Al venir la gran mayoría de aplicaciones junto con Linux, y además poder actualizarlas por Internet de forma automática, si un día pierdes tu disco duro por un problema de hardware y tienes que reinstalar todo, tanto la instalación como la reinstalación serán mucho más rápidas. Recuerda también que con Linux no te va a funcionar más lento con el paso del tiempo, como pasa con Windows, por lo que sólo tendrás que reinstalar si le ocurre algo de tu disco duro o tu PC, o si vas a cambiar de ordenador.
  • La seguridad.
    Linux es mucho más seguro que Windows a nivel de VIRUS (no necesitarás ningún antivirus en Linux), troyanos, spyware o hacking. Además, si sale algún fallo en algún programa, las actualizaciones automáticas te aseguran tener un sistema seguro.
  • Capacidad de eleccion.
    En Linux puedes elegir siempre varios programas para hacer las tareas: múltiples clientes de correo, navegador web, clientes de MSN… Usa el que más se adapte a tus necesidades, sin ningún tipo de problema o restricción. Incluso el aspecto del entorno gráfico, lo que se conoce como entorno de escritorio, se puede modificar entre gran cantidad de opciones: GNOME, KDE, icewm, XFCE, etc.

En resumen: por un coste cero tienes un Sistema Operativo legal, seguro y fiable, con gran cantidad de aplicaciones, con actualizaciones de seguridad, instalación y desinstalación limpia y automática de programas, y que te permitirá utilizar el ordenador de una forma más agradable.

Es difícil encontrar algún motivo para no probar Linux. Y una vez probado a fondo, resulta difícil volver a otros sistemas más "básicos" como Windows. ¿Te apetece probar suerte? Entonces … bienvenido a Linux.