Cómo navego por mi disco duro

En esta sección te mostraremos alguno de los exploradores de ficheros que hay en Linux para que puedas tener acceso a los documentos, fotos, vídeos y demás tipos de archivos de tu disco duro. Si vienes de un Sistema Operativo de Microsoft, seguramente estarás acostumbrado al explorador de ficheros "Explorer", con la típica vista de iconos y miniaturas.

En Linux hay exploradores de ficheros con las mismas (y más) funcionalidades que Explorer, así como una mayor estabilidad y posibilidades de configuración y personalización.

Un explorador de ficheros es un programa que está diseñado para permitir al usuario trabajar con los archivos y dispositivos de disco. Permite, de una manera cómodo e intuitiva, ver el contenido de nuestro ordenador, crear ficheros y carpetas, ejecutar ficheros ejecutables, copiar y mover ficheros entre diferentes ubicaciones del disco, etc.

Nautilus y Dolphin

KDE 3 (y KUbuntu) vienen con un gesto de ficheros llamado Dolphin, mientras que GNOME (Ubuntu) incluye de serie un gestor de ficheros llamado Nautilus. Ambos son muy sencillos de utilizar y para ejecutarlos, bastará con buscarlos en sus correspondientes menúes del sistema o, simplemente, hacer doble click en cualquiera de los iconos que tengamos en el Escritorio.

Veamos el aspecto de Nautilus, el gestor de ficheros de GNOME, tal y como aparece en las capturas de la web de GNOME:


 Nautilus, el explorador de ficheros de GNOME

La siguiente captura es de Dolphin, el gestor de ficheros de KDE:


 Dolphin, el explorador de ficheros de KDE

Ambos exploradores de ficheros son muy sencillos de configurar y utilizar, permitiendo:

  • Seleccionar múltiples ficheros y directorios tanto con ratón como con teclado.
  • Arrastrar y soltar ficheros o grupos de ficheros para copiarlos o moverlos.
  • Seleccionar entre diferentes tipos de vistas (Iconos, Lista Detallada, Miniaturas).
  • Abrir o ejecutar ficheros haciendo doble click sobre ellos.
  • Crear carpetas y nuevos ficheros.
  • Crear iconos o enlaces en el Escritorio.

Además de las tareas básicas, en alguno de los exploradores de ficheros de Linux puedes hacer cosas como:

  • Definir una barra de "Ubicaciones frecuentes" a la que puedes añadir los directorios o unidades a los que más accedes, incluyendo dispositivos remotos, direcciones Web o FTP, etc.
  • Dividir la vista en 2 para copiar de un lugar del disco a otro.
  • Abrir una terminal de texto en el directorio actual.

Estos exploradores de ficheros se lanzan automáticamente cuando se inicia KDE o GNOME, y abrirlos para realizar operaciones con ficheros suele ser tan sencillo como hacer doble click en cualquiera de los iconos del Escritorio. Si no tenemos ningún icono en el Escritorio o queremos ejecutar el explorador de ficheros manualmente, bastará con acudir a la opción adecuada en los menúes de nuestro Linux.

Por ejemplo, en el caso de KUbuntu y Dolphin:


 Lanzando Dolphin en KDE 3

Por último, es interesante saber que podemos crear nuevos iconos en el escritorio pulsando con el botón derecho en cualquier área vacía del mismo. Estos iconos pueden ser carpetas/directorios, ficheros de texto, accesos WEB FTP, o incluso enlaces a otros ficheros o aplicaciones.

Dónde encontrar o guardar mis ficheros

Cada usuario de Linux tiene un directorio personal (o Directorio HOME) donde almacena sus ficheros personales. Este directorio tiene unas restricciones y permisos que impiden que otros usuarios puedan modificar o borrar el contenido de tus ficheros, fotografías o documentos.

Los usuarios de Linux, normalmente (salvo root, el Administrador), sólo tienen acceso a su carpeta personal, ubicada en el directorio /home/nombre_de_usuario . Así, en el caso de mi usuario "sromero", mi carpeta personal es /home/sromero. Eso quiere decir que si abro un explorador de ficheros y navego hasta /home/sromero, podré crear ficheros, carpetas o modificar documentos puesto que tengo totales permisos sobre mi carpeta personal. Pero si navego hasta, por ejemplo, /home/pepe, no tendré permisos para modificar o borrar ficheros de ese directorio y todos los que cuelguen de él.

Así pues, cada vez que abramos un explorador de ficheros, normalmente éste se abrirá en nuestro directorio personal (/home/nombre_de_usuario), y en él podremos crear toda la estructura de carpetas que consideremos oportuna y guardar nuestros documentos, nuestra música, nuestras fotos, etc.

Incluso el Escritorio que vemos en nuestro Linux, con sus Iconos y documentos, está bajo esta jerarquía de directorios, siendo normalmente /home/usuario/Escritorio o /home/usuario/Desktop.

Aparte de nuestro directorio personal, existen también otros directorios a los que podremos acceder con permisos de lectura y escritura. Normalmente Ubuntu o KUbuntu configura de esta forma los dispositivos USB externos (llaveros, discos USB), y las particiones Windows o DOS que tengamos en nuestro sistema.

Si necesitas acceder a alguna partición Windows, probablemente la encontrarás colgando del directorio /media, con un nombre similar a /media/win_c o /media/win.

Iconos de dispositivo en el escritorio

Una de las cosas más interesantes de los Gestores de Ficheros de KDE y GNOME es que cuando introducimos un dispositivo externo, como pueda ser un pendrive o llavero de memoria, un disco externo o una grabadora USB, etc, reconocerán el dispositivo y nos permitirán acceder a sus ficheros por medio de un nuevo icono que aparecerá en el Escritorio.

Por ejemplo, si pinchamos un llavero USB en una distribución Kubuntu, aparecerá el siguiente icono en el escritorio:


 Nuestro pendrive en Dolphin

Haciendo doble click (o click simple, según cómo tengamos configurado el explorador) sobre el icono, abriremos un explorador de archivos que nos mostrará el contenido del pendrive, permitiéndonos leer o escribir ficheros en el mismo.

Una vez hayamos terminado de trabajar con el pendrive, bastará pulsar con el botón derecho sobre él y seleccionar Extracción segura, tras lo cual podremos retirar el pendrive del puerto USB. La opción de Extracción segura (o Desmontar, en Nautilus), es el equivalente del "Extracción sesgura de dispositivo" de Windows.

En la sección dedicada a dispositivos externos os explicaremos porqué es necesario "desmontar" o "extraer" los dispositivos USB antes de desconectarlos físicamente del PC.